Publicidad

James Lozada: «No me puedo ir de este mundo si no estoy en la Selección Nacional de Natación»

Por Jordy Acevedo

Últ. actualización: 20 mayo, 2021 10:49

James Lozada Arellano es un nadador piurano que lleva 19 años preparándose para alcanzar su primer objetivo: integrar la Selección Nacional de Natación. Tiene 26 años, y desde los 6 conoció la magia de la natación.

Su papá lo había inscrito en una academia de natación llamada Los Merlines, en el Centro Especial de Rehabilitación Especializada (CERP), solo para pasar el verano, pero después lo dejó todo el año.

 

En ese mismo año, los entrenadores lo invitaron a formar parte del grupo avanzado para entrenar. Habían visto en James pasión y potencial para estar en las aguas. Desde entonces se dedicó a nadar y su mentalidad competitiva empezó a desarrollarse.

 

¿Cómo fueron tus inicios?

 

Comencé a los 6 años. Me gustaba estar en el agua. Cuando era pequeño me divertía mucho en la piscina y por eso mis profesores me cambiaron al grupo avanzado para entrenar porque vieron mucha pasión para este deporte.

 

¿Entonces estar en el agua era tu principal motivación?

 

De hecho, pero también lo fue Marita Wong, que en ese entonces era campeona regional. Vi en ella un ejemplo a seguir en este deporte.

 

¿Has llegado a la selección nacional?

 

Aún no. Llevo 19 años preparándome para llegar a la selección absoluta y esta vez siento que estoy muy cerca.

 

¿Cuál ha sido tu máximo logro en competiciones?

 

Cuando tenía 18 años hubo un campeonato nacional, un clasificatorio para la Copa Pacífico. En la prueba de espaldas quedé tercero a nivel nacional. Por una parte me sentí triste, pero por otra me sentí muy orgulloso por haber estado entre los 3 primeros del país.

 

 

¿Siempre has ocupado los primeros puestos?

 

Siempre he ocupado los primeros puestos a nivel regional y nacional. Recuerdo que en un interligas del 2017, en Trujillo, quedé tercero. Cada Liga era una región y yo representaba Piura.

 

En el Campeonato Internacional «Copa Club Grau 2018» quedé en primer lugar de mayores. Ahí participaron algunas academias nacionales y de Ecuador. También ocupé el primer lugar en postas, en la Triatlón Internacional en homenaje a la Marina de Guerra.

 

¿Son muy peleadas las competiciones?

 

Sí, demasiado. Una de las desventajas es no entrenar en una piscina olímpica como los otros participantes. No es lo mismo hacer 50 metros en dos largos de 25 metros que hacer 50 en un solo tramo.

 

 

¿A qué se debe esa desventaja?

 

Todos los departamentos tienen su piscina olímpica de 50 metros. Acá en Piura tenemos, pero no le han dado el mantenimiento adecuado. Por eso, cuando hago 50 metros en una semiolímpica de 25 metros es un tanto engañoso, no mides bien los tiempos y la resistencia de tu cuerpo no rinde de la misma manera.

 

¿Qué le dirías a las autoridades?

 

Un poco más de apoyo para este deporte. Una vez fui a entrenar a la piscina olímpica del estadio, pero dejé de ir porque no le hacían mantenimiento y muchas veces no estaba en buenas condiciones para entrenar.

 

¿Cómo te afectó la pandemia?

 

¡Uff! Fue terrible. Estuve 8 meses sin entrenar. Cuando volví a las aguas me costó bastante recuperar mi nivel.

 

¿Cómo son tus rutinas para recuperar el nivel que tenías antes?

 

En octubre reinicié entrenamientos en agua. Todos los días iba a la piscina a nadar para readaptarme. Luego, comencé entrenamientos de crossfit todas las mañanas con Dr. Protein, y por las tardes voy a nadar.

 

¿Qué significa la natación para ti?

 

La natación lo es todo. Ha sido mi amante eterno. En todos mis mejores y peores momentos la natación ha estado allí.

 

¿Próximo objetivo?

 

Mi primer objetivo es llegar a la selección nacional. No me lo quito de la cabeza. No me puedo ir de este mundo si no estoy en la selección nacional. Después espero conseguir campeonatos internacionales y llegar a algún juego olímpico.

 

¿Qué mensaje le darías a los jóvenes?

 

Que practiquen natación. Es un deporte muy bonito. Además, no solo es estar en el agua. La natación es salud y más que un deporte, es un estilo de vida.