Publicidad

Marlon Maza: «La formación de niños es la esencia para tener futbolistas competitivos en Piura»

Por Jordy Acevedo

Últ. actualización: 7 mayo, 2021 21:04

Marlon Maza Moreno (40 años) es un ex futbolista piurano. Siempre le gustaba anotar goles. Desde muy pequeño era puntero derecho, pero con el paso de los años los técnicos encontraron su mejor posición en el mediocampo.

Entre otros equipos, jugó en Sporting Cristal, Bolognesi de Tacna y Atlético Grau. También fue futbolista y técnico del club Ídolos FC de la Unión. Actualmente es profesor de Educación Física en el colegio Exitus y dirige su propia academia de fútbol para menores: Sporting F.C. Sede Piura.

Inicios

Marlon comenzó a jugar de delantero desde muy pequeño, tanto en los interbarrios como en las divisiones inferiores de Sporting Cristal. Él era puntero derecho porque en ese entonces no existía el ‘9’ de área o media punta. «O eras puntero derecho o puntero izquierdo, no había otra opción y a mí me gustaba hacer goles porque cuando los hacía yo aparecía en los periódicos y revistas locales de aquellas épocas», afirma.

Más allá de aparecer en los medios impresos, para Marlon era muy especial que su papá y otros familiares recortaran las notas en donde él aparecía por haber anotado goles. «En ese entonces existía la revista Sentimiento Celeste y mi papá coleccionaba todos esas revistas y periódicos. A mí me sorprendía que mis padres tengan un montón de periódicos, pero lo que él siempre me dijo fue que los guardaba para que algún día se los enseñe a mis hijos, y así fue», recuerda.

 

Maza Moreno no tiene un conteo de sus goles, pero recuerda que un campeonato sub 20 anotó 15 y el ‘zorrito’ Aguirre, actual delantero de Alianza Lima, anotó 13. «Recuerdo muy bien esa cifra porque en ese campeonato participó Wilmer Aguirre, actual jugador de Alianza Lima, y terminé anotando 15 goles. Me gusta anotar goles, incluso en las ‘pichangas’ subo a hacer goles y luego regreso a la defensa (risas)», comenta.

Motivación

«Siempre voy a estar agradecido con aquellos profesores y técnicos que me aconsejaron y entrenaron con valores. El profesor Pedro Mauriola y Orlando Sosaya me incentivaron el respeto que debía tener dentro y fuera del campo», recuerda Marlon Maza. Para él, este tipo de entrenadores son fundamentales para los deportistas porque son los que orientan por el camino del respeto, humildad y disciplina constante.

A nivel profesional, Maza también tuvo grandes compañeros cargados de una mentalidad motivadora y humilde. «En Sporting Cristal tuve dos compañeros muy importantes: Juan Antonio Burga Urresti y Alan Bashi Quijano. Con ellos siempre nos dábamos aliento para salir adelante como personas y futbolistas».

«El profesor Horacio Magalhaes, quien era jefe de la unidad técnica de menores y entrenador de la categoría de menores de Sporting Cristal, fue mi gran consejero también. Mis compañeros bromeaban con que él era mi papá porque siempre conversábamos. Además, fue gracias al profesor Horacio que llegué al primer equipo y debuté en primera profesional», recuerda muy emocionado.

Otra de las personas más importantes que influenció en la vida profesional de Marlon fue la ex presidenta del ADT de Tarma, Delia López, a quien recuerda con mucho entusiasmo. «Nunca había conocido a una mujer dirigente tan apasionada por el equipo que representaba. Era una mujer muy trabajadora que siempre nos llamaba cuando teníamos algún problema en el club. Ella nunca decía «hoy juega ADT», sino decía «hoy juega mi ADT» y eso lo llevo conmigo porque siempre menciono «hoy juega mi equipo, hoy juega mi academia».

Actualidad

A pesar de la coyuntura, Marlon Maza se las ha ingeniado para dar clases de Educación Física de manera virtual y, al contrario de lo que algunos opinan, el ex futbolista señala que «las clases virtuales no son una estafa».

Lleva 2 años dictando clases como profesor en el colegio Exitus, aunque nunca esperó serlo. Su meta siempre ha sido ser entrenador de fútbol profesional, pero como todo profesional, debe prepararse bien antes de ejercer un cargo tan importante como ese. «Nunca esperé ser profesor, siempre me planteé dirigir equipos de fútbol profesional, pero para lograrlo debo prepararme. El hecho de haber sido futbolista no te da el derecho de ser técnico. Para eso hay que prepararse y eso es lo que estoy haciendo por ahora».

Además, la pandemia no le ha permitido despegar en la faceta que tanto anhela dedicarse porque no solo postergó sus clases en la academia que dirige, sino también fue afectado por la Covid-19. «Llegué a contagiarme por este virus. Fueron días muy delicados, pero gracias a Dios me recuperé sin tener que ir a un hospital».

«Gracias al deporte no pasé momentos graves y yo invito a las personas que lo practiquen para mantenerse saludables». Marlon Maza

Maza Moreno agradece que el deporte lo haya salvado de sufrir graves consecuencias a causa del virus, pues él nunca dejó de entrenar y cuidarse físicamente. «Todos los días he llevado una rutina de ejercicios con mi hijo. Para mí el deporte es fundamental para combatir cualquier tipo de enfermedad, te mantiene fuerte y oxigenado para que tu cuerpo aguante cualquier recaída. Gracias al deporte no pasé momentos graves y yo invito a las personas que lo practiquen para mantenerse saludables».

Infraestructura local

Piura siempre ha tenido carencias para mantener competitivo el plano futbolístico. A pesar de haber tenido al Atlético Grau en primera división, las autoridades no han mejorado las infraestructuras para que el fútbol local sea más completo y permita a los futbolistas competir a buen nivel. «Hace años que el Atlético Grau no tiene una infraestructura adecuada. Recuerdo que en sus mejores años el Grau no tenía una cancha propia para entrenar. Todo era alquilado y eso no permitía que los jugadores se entrenen en condiciones adecuadas».

Asimismo, el desempeño de las autoridades para incentivar a niños y jóvenes de la región es muy bajo o casi nulo. Marlon indica que en ADT de Tarma, por ejemplo, existen más de 5 distritos con academias municipales y que acá en Piura se ha dejado de lado esa iniciativa. «En Tarma existen academias municipales en más de 5 distritos. Ahí los niños entrenan y forman parte del equipo sin tener que pagar un sol para ingresar. Eso le falta a Piura. Además, los campeonatos interbarrios han quedado de lado y eso no puede ser».

«No basta con saber jugar si día a día no te entrenas y trabajas duro por un propósito», Marlon Maza

«Lo que se debe hacer es destinar dinero para ampliar las infraestructuras locales. La formación de niños  y jóvenes es la esencia para tener futbolistas competitivos», comenta Marlon ante la despreocupación de las autoridades locales en la formación de menores.

Además, agradece la iniciativa de Julio García por volver a trabajar con los interbarrios y también señala que los dirigentes no valoran al futbolista piurano porque «siempre traen a técnicos de otro lado y ellos traen a su propia gente porque no conocen la realidad local. El dirigente piurano no valora a estos jóvenes talentosos y es lamentable que una persona de afuera (Julio García) tenga que venir hasta acá para fomentar los campeonatos interbarrios cuando son las mismas autoridades locales quienes deberían apoyar a estos menores talentosos de los asentamientos humanos».

Disciplina

Por último, Marlon Maza Moreno agradece a su esposa, hijos, padres y hermanos por formar parte de su carrera como futbolista. «Agradezco profundamente a mi esposa, hijos, padres y hermanos porque fueron parte importante en mi formación como futbolista y ahora como técnico.

Además, deja un mensaje muy importante para los niños y jóvenes talentosos: la disciplina y la humildad son elementos indispensables en la formación de todo futbolista.

«Creo que la disciplina y la humildad son factores muy importantes para alcanzar tus metas. La disciplina para optimizar ese don con el que has nacido. No basta con saber jugar si día a día no te entrenas y trabajas duro por un propósito. Por otra parte, la humildad te permitirá estar alejado de todos aquellos vicios o vanidades que crees que te hacen falta. Estos dos valores considero que son muy importantes para la formación de todo futbolista y son estos mismos los que aplico en mi labor como entrenador y profesor de menores».