Entrevistas

Julio García: “Queremos sembrar una semilla de cambio en los jóvenes deportistas de Piura”

Por Jordy Acevedo

Últ. actualización: 29 Mayo, 2021 11:31


Julio García Mezones es un ex futbolista piurano. Debutó en Juan Aurich y luego pasó por Alianza Lima, Cienciano entre otros equipos. Es reconocido por ganar la Copa Sudamericana con Cienciano y por haber formado parte de la selección peruana.

 

Actualmente lidera la Organización Deportiva Tallán (ODT), un proyecto a largo plazo cuyo objetivo es profesionalizar al deportista amateur de nuestra región para ayudarlo a alcanzar sus metas como atleta.

 

InfoZport conversó con Julio García y brindó detalles sobre la propuesta que espera implementar muy pronto en Piura.

 

¿Cómo nació ODT de Piura?

 

El fútbol me permitió conocer muchas realidades. La forma en cómo se maneja el deporte en el mundo me hizo valorar el potencial que tenemos en Piura. Sé que tenemos una región con mucho talento, pero que se desperdicia cada año.

 

Por ello, siempre he tenido ese sueño de brindarle la oportunidad de desarrollo a los chicos del norte y justo con esas ganas inicié este proyecto que, si bien es cierto que inicialmente está enfocado en el fútbol, quiero ampliarlo a muchos otros deportes.

 

¿De qué tipo de oportunidad estamos hablando? ¿Cuál es la propuesta de ODT?

 

De brindarles una base, unos cimientos y una estructura que les permita a los jóvenes enfocarse en su desarrollo como deportista y que ellos puedan trascender profesionalmente. Les brindaremos soporte psicológico, nutricionistas, nos preocuparemos por formar buenas personas y sacar al máximo sus habilidades deportivas.

 

¿Te hubiera gustado que en tus inicios como futbolista hubiera algo similar?

 

Siento que si yo hubiese tenido más ese soporte, tanto a nivel nutricional, psicológico y social, mi carrera futbolística hubiera llegado más lejos. Estoy contento con la carrera que hice, pero con mejores herramientas hubiese trascendido mucho más en el fútbol.

 

¿Este proyecto está formalizado?

 

Sí, claro. Lo primero que hicimos fue definir la estructura de la organización. Hicimos nuestro organigrama y tenemos gerencia administrativa, deportiva. También hemos incorporado una gerencia de marketing con jefatura de comunicaciones y comercial.

 

¿Con qué edades trabajarán en ODT?

 

En los grandes clubes trabajan con niños desde los 8 años. Nosotros, por ahora, trabajaremos con la sub 12 y luego incorporaremos la sub 14, sub 16 y, más adelante, formaremos un equipo para que compita en la liga de Piura.

 

Nosotros no queremos que estos talentos se queden por unos meses, sino 4, 5 o 6 años hasta completar toda esa parte formativa que necesitan para que se profesionalicen.

 

¿Y cuáles son los requisitos para estar en este proyecto deportivo?

 

Lo que haremos será un proceso de selección. Los más talentosos se incorporarán a ODT y accederán a todos nuestros servicios de manera gratuita. Trabajaremos con un promedio de 15 a 17 chicos.

 

¿Por qué en Piura?

 

Soy de Veintiséis de Octubre, mi equipo también y por eso decidimos comenzar en este distrito. De alguna manera intento devolver todo lo que recibí en este deporte y brindarles a los chicos de mi ciudad la misma posibilidad de trascendencia.

 

¿Piensan expandir este proyecto a más regiones?

 

Sí, claro. Nuestra visión es sembrar una semilla de cambio. Queremos que la gente se sume a nuestro proyecto y también nos copien. Aspiramos a ser autosostenibles y que nuestro modelo sea imitado por otras organizaciones para que finalmente todos salgamos beneficiados.

 

¿Tu paso por el extranjero ha servido para impulsar este proyecto?

 

En el extranjero he visto la parte formativa en el fútbol. He visto como trabajan los clubes profesionales de fútbol en cuanto a marketing y promoción. Entonces, he tratado de juntar todas esas experiencias en un solo proyecto porque no solo quiero que ODT sea fútbol, sino también que sea otras disciplinas para ayudar a darles el impulso que necesitan.

 

¿Cómo les afectó la pandemia?

 

En realidad nos benefició porque el confinamiento nos dio bastante tiempo para pensar bien las bases de esta organización. Nos reunimos por zoom y pudimos estructurar bien el proyecto.

 

¿Cuál es tu gran sueño?

 

Más que sueños, yo lo veo como objetivos. El primero de ellos es que los jóvenes que preparemos sean profesionales, lleguen a la selección nacional y jueguen en el  extranjero. Como segundo objetivo es que estos jóvenes sean buenas personas, ciudadanos sanos mentalmente y que aporten a la comunidad.

 

Además, implementaremos equipos de Máster y formaremos entrenadores para que ellos continúen con la idea formativa de este proyecto.